Las Fiestas y Romerías

Las fiestas forman parte de la tradición de las gentes de esta comarca. Muchas de las fiestas que celebramos hoy en día tuvieron un origen pagano; escasas lo han conservado, ya que fueron modificadas por el culto cristiano.

Encontramos la fiesta de la Subida del Mayo, que se celebra en toda Castilla y León, vinculada a los jóvenes. Se coloca un pino o árbol en la plaza del pueblo la noche anterior al 1 de mayo, y permanece puesto todo el mes. El origen es incierto al igual que su simbología. Destaca en la comarca el pueblo de Zarzuela del Pinar, donde aún se eleva el Mayo de forma tradicional, con tijeras de madera y sogas.

Los Encierros son una fiesta celebrada en toda España. Tienen lugar en los días de las fiestas patronales de cada localidad, aunque en origen nada tuvieron que ver con las festividades religiosas. Los encierros más antiguos de España los encontramos en la villa de Cuéllar, documentados por primera vez en el siglo XIII, cuando se prohibió a los clérigos asistir a “juegos de toros”. También podemos destacar los encierros de Cantalejo, Carbonero el Mayor, Fuentepelayo, Aguilafuente o Vallelado.

Las romerías. Son una fiesta de carácter religioso. Se trata de una peregrinación al santuario o ermita debido a la devoción a una Virgen o Santo. Normalmente se acompañan de bailes y alabanzas. Son diversas las romerías que se celebran en la Comarca Tierra de Pinares; encontramos la Romería de la Virgen del Pinar en Torrecilla del Pinar y en Cantalejo, y la de la Virgen de Sacedón en Lastras de Cuéllar. Pero las romerías más destacadas de la comarca son la romería de la Virgen del Henar, en Cuéllar, de gran devoción en toda la provincia y en la zona sureste de Valladolid, y la Romería de la Virgen del Bustar en Carbonero el Mayor, donde destacan los castillos de mozos ante la Virgen. La comunidad de San Benito de Gallegos, que se compone de ocho pueblos, también celebra una gran romería a su patrón.

Al igual que ocurre en otros muchos municipios de España en los últimos años, también han cobrado importancia en algunos pueblos de nuestra comarca las recreaciones y representaciones históricas, las cuales conmemoran algún hecho o periodo histórico de singular importancia. Aquí debemos traer a colación la Celebración del Sinodal de Aguilafuente, el primer fin de semana de agosto, y la Feria Medieval de Cuéllar, una semana antes de las fiestas de los Encierros, en torno al 20 de agosto.