La oferta gastronómica de la Comarca Tierra de Pinares contempla una carta amplia y variada de productos para adaptarse a todos los gustos. En los restaurantes y mesones de nuestra tierra pueden degustarse platos tradicionales elaborados con recetas heredadas de generación en generación, combinando sabiamente los productos de excelente calidad de esta zona.

Las carnes, especialmente el cordero y el cerdo que se producen abundantemente en la comarca, reinan en nuestra cocina, predominando sobre todas el lechazo asado en horno de leña. Aunque pueden degustarse otros platos típicamente segovianos como el asado de cochinillo, manjar más destacado en municipios del suroeste de Tierra de Pinares.

Otros productos con una notable presencia en la gastronomía de la comarca son el pollo de corral, el parro (pato) que se consume asado, los embutidos artesanos y jamones de gran calidad dada la existencia de industrias agroalimentarias que han sabido aplicar la tecnología a la elaboración artesanal, que nos remite a la tradición de realizar las matanzas en nuestros pueblos. La matanza se realizaba como medio de supervivencia en las zonas rurales de nuestra comarca para tener alimento durante todo el invierno. Las tareas que ella conlleva: sacrificar al animal, tostar el cochino con la paja de las cosechas y los helechos de nuestros bellos pinares, sancochar las morcillas en el calducho, destazar el cerdo, adobar lomos, costillas y jamones, embutir los chorizos… constituyen toda una fiesta y un motivo de reunión en los largos y duros inviernos de nuestra comarca.

Entre los pescados, los de mayor tradición son la trucha y la tenca que se crían en nuestros ríos y lagunas.

No hay que olvidar las elaboraciones artesanales de productos como la miel, el queso y otros productos lácteos, que sin contar con grandes producciones tienen calidad reconocida.

También hay que mencionar a los productos que nos brinda la huerta, que con sus aromas y sabores llenan los fogones de nuestras casas. Aquí hay que destacar la variedad hortofrutícola que proporciona la zona del Carracillo. Estos productos, además de ser comercializados en todos los mercados nacionales, son un elemento indispensable en la cocina de la Tierra de Pinares. Así, la endibia, la lechuga, la zanahoria, la patata, la remolacha roja o el maíz son un componente de ensaladas y de imaginativos platos.

Para poder acompañar todos estos alimentos recomendamos los vinos de Valtiendas, que van desde los caldos jóvenes, tintos y rosados, a los vinos tintos más elaborados que se han transformado durante un tiempo en las barricas de roble, que descansan en las bodegas de esta zona de la Comarca.

Sería imperdonable concluir este breve repaso por la gastronomía de Tierra de Pinares, sin hacer referencia a su exquisita repostería, que tradicionalmente se hacía en todas las casas con motivo de las fiestas patronales y acontecimientos familiares.